Estallan protestas en Kenia por fraude electoral

Bruno Cirelli
Agosto 10, 2017

El excandidato y líder opositor Raila Odinga denunció que tras el asesinato una semana antes de los comicios de Chris Msando, director de tecnología de la Comisión Electoral Independiente y de Límites de Kenia (IEBC), las máquinas electorales fueron manipuladas para generar una brecha de once puntos entre Kenyatta y Odinga.

Ante las mencionadas alternativas de conflicto en Kenya, el expresidente sudafricano Thabo Mbeki, presidente de la Comisión de Observación de la Unión Africana para esta consulta, aludió a la posibilidad de intervención del organismo si algo sale mal durante el proceso. La policía también dispersó con gas lacrimógeno y disparos al aire a decenas de personas que bloquearon con barricadas las calles de Mathare, un suburbio de Nairobi.

"Se trata de un fraude de una gravedad monumental, no ha habido elecciones", denunció a la prensa Raila Odinga, el candidato de la coalición de oposición Nasa.

"Le estamos pidiendo a nuestra gente que no acepte los resultados, pero que mantengan la calma". Asimismo, descartó que vaya a publicar hoy los resultados definitivos de las elecciones generales, que han sido calificadas por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo en el Este de África (IGAD) de "pacíficas, ordenadas y transparentes". Para ganar en primera vuelta, un candidato debe obtener la mayoría absoluta y más del 25% de los votos en al menos 24 de los 47 condados del país.

Varios observadores kenianos e internacionales habían manifestado su temor a que se produjesen incidentes al anunciarse los resultados de la presidencial, diez años después de las violencias más graves registradas en esta excolonia británica desde su independencia en 1963.

Pese a algunos problemas localizados relacionados con el sistema biométrico de identificación de los electores, el sistema electrónico funcionó sin embargo al parecer mejor que en 2013. Raila Odinga, opositor, considera que en 2007 le robaron la victoria e impugnó los resultados de 2013.

La votación en Kenia suele basarse en los sentimientos de pertenencia étnica. Kenyatta pertenece a la etnia kikuyu y Odinga a la luo.

Casi 20 millones de kenianos irán a las urnas el martes para elegir a su presidente y también a gobernadores, diputados, senadores y funcionarios locales.

La densa expectativa nacional e internacional asumió en las últimas horas un toque más dramático con el anuncio por el gobierno respecto a la movilización de 180 mil militares para custodiar las elecciones, cifra nunca antes empleada en una consulta electoral.

Altre relazioni OverNewsmagazine

Discuti questo articolo

SEGUI I NOSTRI GIORNALE